• Admin

Detención en Chile del ciudadano argentino Agustín David MARIL

Carta al Sr. Embajador de la República de Chile en Francia

Licenciado Juan SALAZAR


De nuestra mayor consideración:


Por la presente nuestra asociación quisiera hacerle llegar nuestra preocupación por la situación de nuestro compatriota, el Sr. Agustín David MARIL, de 20 años, quien se encuentra detenido en la cárcel Santiago Uno, módulo 12 de la ciudad de Santiago de Chile desde el 23 de enero de este año.


Como es de público conocimiento, a partir del 6 de octubre de 2019, en respuesta a un aumento de tarifas del servicio de transporte en Santiago, se inició una protesta popular que se fue ampliando para oponerse al conjunto de las políticas llevadas a cabo por el gobierno del presidente Sebastián PIÑERA.


Desde el mismo 6 de octubre de 2019, han ocurrido miles de episodios de violaciones de los derechos humanos a manifestantes por parte de miembros de la fuerza policial, en particular carabineros, unidad de policía y miembros de las Fuerzas Armadas.


Estas violaciones han sido ampliamente documentadas por organizaciones chilenas e internacionales de derechos humanos como el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) que ha publicado un extenso y completo informe sobre esta situación. Producto de esta represión hubo que lamentar 34 víctimas fatales en 2019, se registraron más de 28.000 arrestos, más de 3.200 lesionados (especialmente lesiones en los ojos), se reportaron más de 700 casos de tortura y 24 casos de violencia

sexual. Actualmente cerca de 2000 personas están detenidas.


En ese marco se produce la detención de nuestro compatriota, el ciudadano argentino Agustín David MARIL de 20 años de edad, el 23 de enero cuando se encontraba comiendo alrededor de las 21:30 hs a una cuadra del memorial Mauricio FREDES en la ciudad de Santiago, cuando tres carros policiales acorralaron a los manifestantes en la esquina de Ramón CORVALÁN y se bajaron diez policías de cada vehículo. Se llevaron detenidos a tres jóvenes, entre los que estaba Agustín. Fue acusado de supuesta colocación de artefacto explosivo (Ley 17.798, sobre control de Armas y Explosivos), acusación que él niega.


No se habría encontrado la capucha ni rastros de hidrocarburo, tampoco las antiparras con las que supuestamente lo habían reconocido. Al día siguiente fue derivado al pabellón de presos políticos, el módulo 14 de la cárcel de Santiago Uno. En este pabellón hubo denuncias por maltrato a varios manifestantes detenidos. Queremos alertar que recientemente, el 19 de Mayo, fue trasladado al módulo 12 pero en ese pabellón se encuentran los imputados por violaciones a derechos humanos (ex

carabineros y otros uniformados) así como criminales de alto riesgo. En vez de dos por celda, ahora son 6 y están mezclados con presos comunes y en celdas sin electricidad.

El proceso lo sustancia el 7° Juzgado de Garantía de Santiago, bajo el RUC 2000095070-0, RIT 1379- 2020. Actualmente su abogado es el Dr. Oscar CASTRO.


Casi tres meses después de su detención, el 17 de abril, se realizó la primera audiencia donde se presentó la solicitud de cambio de la medida cautelar de prisión preventiva a prisión domiciliaria, que fue denegada por el juez Ponciano SALLES.


Una semana después, el 27 de abril, esta medida fue apelada a la Corte de Apelaciones de Santiago, pero la respuesta también fue negativa. Además, el plazo para realizar la investigación se extendió un mes más.


Su familia residente en Argentina se enteró de la detención recién el 5 de febrero, casi dos semanas después de su encarcelamiento. Sus hermanas Mara y Lujan junto con Cecilia, su madre, viajaron a Santiago donde están actualmente.


Por todo lo expuesto y ante la evidente arbitrariedad e ilegalidad de la detención de Agustín David MARIL, solicitamos que el Estado chileno arbitre los medios necesarios para su libertad inmediata.


Solicitamos igualmente que de forma inmediata se garanticen las mínimas condiciones de seguridad personal y sanitaria de Agustín David MARIL. Más aún en el marco actual de la pandemia de Covid-19 que causa enormes estragos en vuestro país.


Confiando en el compromiso que los estados deben tener con la plena vigencia de los derechos humanos, esperamos una atención rápida y favorable a nuestro pedido de libertad para Agustín David MARIL.


Reciba Sr Embajador nuestros saludos cordiales.


Laura Rosa FRANCHI Co-Présidente

Máximo DICKMAN Co-Présidente

0 vue