top of page
  • Photo du rédacteurAdmin

DEMOCRACIA EN PELIGRO, manifestación en Francia en apoyo a la huelga general del 24 de enero

Llamado a la solidaridad internacional en apoyo a la huelga general del 24 de enero de 2024, organizada por todos los sindicatos argentinos y apoyada por las organizaciones sociales y de derechos humanos.


El gobierno de extrema derecha y ultraliberal de Javier Milei con su voluntad de imponer de

manera autoritaria y anticonstitucional un mega-decreto (Decreto de Necesidad y Urgencia -DNU) de 336 artículos y un mega-proyecto de ley ("Ley omnibus") de 664 artículos, atacan de manera frontal los derechos y las conquistas sociales adquiridos por el pueblo argentino a lo largo de su historia.

Llamado a la solidaridad internacional en apoyo a la huelga general del 24 de enero de 2024, organizada por todos los sindicatos argentinos y apoyada por las organizaciones sociales y de derechos humanos.

El gobierno de extrema derecha y ultraliberal de Javier Milei con su voluntad de imponer de

manera autoritaria y anticonstitucional un mega-decreto (Decreto de Necesidad y Urgencia - DNU) de 336 artículos y un mega-proyecto de ley ("Ley omnibus") de 664 artículos, atacan de manera frontal los derechos y las conquistas sociales adquiridos por el pueblo argentino a lo largo de su historia.

Estos textos representan un verdadero abuso de poder. A pesar de que el partido del presidente es minoritario en ambas cámaras del Congreso, Milei, en alianza con el ex presidente Macri, intenta imponer este enorme paquete legislativo que afectará profundamente a la mayoría del pueblo argentino y sus instituciones.

Con este proyecto, el ejecutivo pretende que se le otorguen competencias, propias al

funcionamiento del Parlamento, durante la totalidad de su mandato (4 años).

Argentina está experimentando así un intento de golpe institucional y la amenaza al estado de derecho sin la participación de las fuerzas armadas.

El DNU y la ley "ómnibus" de Milei se centran en la desregulación de amplios sectores de la

economía argentina y del mundo laboral, así como en el desmantelamiento y la enajenación del patrimonio nacional mediante la privatización de todas las empresas públicas.

Todos los sindicatos de Argentina se oponen a esta legislación antisocial y destructora del

mundo del trabajo. Elimina gran parte de la protección de los asalariados contra el despido

arbitrario y reduce las indemnizaciones por despido.

Para garantizar esta regresión social, el gobierno impone la represión y las restricciones

democráticas, suprimiendo prácticamente el derecho a huelga y criminalizando la protesta social.

Estos proyectos legislativos van acompañados de un protocolo represivo elaborado por la

ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, promulgado con el objetivo de poner fin a las protestas.

Además, se imponen multas a los representantes de los movimientos sociales y sindicales, a quienes el gobierno responsabiliza del costo de despliegue de las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones.

Las tres centrales sindicales argentinas han solicitado la intervención "urgente" de la

Organización Internacional del Trabajo (OIT) para frenar estas medidas liberticidas.

La amplitud de estos proyectos ultraconservadores y neoliberales de Javier Milei afecta todos los aspectos de la vida en Argentina:


- El DNU ataca al Banco Central, a la industria nacional, desregulando completamente la

importación y exportación, favoreciendo el saqueo de los recursos naturales y obligando a los argentinos a pagar precios elevados por recursos que pertenecen a su territorio (gas,

petróleo).

Se anulan las leyes de defensa de la naturaleza, abriendo la puerta a desastres ambientales como la deforestación y la explotación extractivista en los glaciares. Al mismo tiempo, se derogará la ley ("ley de tierras") que limita la compra de tierras estratégicas por parte de capitales extranjeros, provocando una verdadera violación de la soberanía nacional y a largo plazo, consecuencias territoriales desastrosas.

- El DNU modifica o anula las leyes que garantizan la gratuidad de la escuela, la salud pública y los planes de acceso a la vivienda.

- El DNU abandona las políticas de subvenciones públicas a las instituciones culturales (cine, teatro, música), así como a las asociaciones de barrios y bibliotecas populares, que se verán obligadas a cerrar a corto o largo plazo.


Los únicos beneficiarios de estas reformas son las grandes corporaciones y el capital

especulativo. Al mismo tiempo, el gobierno de Milei ataca a los sectores más vulnerables de la población y los derechos de las mujeres y las diversidades.

Las organizaciones firmantes solicitamos al gobierno argentino que se retire

inmediatamente estos proyectos anticonstitucionales, represivos y antisociales.


Los sindicatos, partidos y organizaciones firmantes convocamos a una concentración

el 24 de enero a las 18h frente a la embajada argentina en París, esquina de la rue

Cimarosa y Av. Kléber, 75016, París M° Boissière.


ACAF

Intersyndicale (CFDT, CGT, FO, FSU, UNSA et Solidaires)

Fédération internatioonale pour les droits humains-FIDH

France Insoumise,

Parti Communiste Français,

Parti Socialiste,

Europe Écologie Les Verts,

Nouveau Parti Anticapitaliste,

Par7 des Travailleurs,

France Amérique Latine,

Alliance des femmes pour la démocra7e,

Solidarité Jacques Damiani,

Association des Ex-prisonniers,

Politiques Chiliens,

Donde Estan,

Whipala France,

Colectivo ALBA-TCP Francia,

Podemos Paris,

Traces (Reseau clinique international,

Psychologues contre la torture)

H.I.J.O.S.-Paris

ApV provincia 25


Envie su adhesión a acafcorreo@gmail.com


95 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout
bottom of page